Yo también tengo miedo

Todos hemos sentido miedo en alguna ocasión, hay muchisimos, algunos se convierten en fobias, nos causan pánico, son insoportables, algunas veces son ridículos y por muy tontos que suenan realmente nos aterrorizan, según la RAE el MIEDO es una “perturbación angustiosa del ánimo por un riesgo o daño real o imaginario”.

tumblr_mcj22c032n1rno5ipo1_500

El miedo es capaz de bloquearnos, de hacernos tomar malas decisiones o tal vez tomar la mejor decisión en una situación dificil, es un cuarto sin ventanas ni puertas que poco a poco si lo dejas se va haciendo mas grande y apoderándose de ti, el miedo se alimenta de la inseguridad, de lo que nos duele. Una vez tuve mucho miedo y era a la vida, a no saber que iba a pasar conmigo en los siguientes meses, a enfrentarme sola a un mundo que para mi acababa de aparecer ante mis ojos, me sentía como una hormiga, de un día para otro me habían cambiado absolutamente todo y tenia dos opciones: seguir adelante con fuerza sin saber lo iba a pasar o quedarme simplemente mirando como todo avanzaba menos yo. Decidí lo primero pero solo fue el principio.

Paso que una cosa le siguió a otra y de pronto yo sentía que todo lo malo de este mundo me estaba pasando a mi, sentía que avanzaba por un túnel en el que nunca llegaba a su fin, no eran drogas ni alcohol,  solo eran problemas que se desataron uno tras otro,  estaba aterrada, tenia miedo de quedarme sola, miedo del mundo que es inmenso y yo tan pequeña (realmente soy pequeña) miedo de que nada volviera a ser como antes. Por algún momento si me rendí y fue cuando mas problemas tuve, me aislé de las personas sumergiéndome en libros, fingiendo que todo estaba bien, jugaba como la mayoría a ser fuerte y después me enferme, nunca en la vida se me hubiera ocurrido que podría haberme pasado a mi “eres demasiado pequeña para enfermarte de algo así” decían todos y podía ver sus caras de pena, mis ganas fueron mas fuertes y pronto estaba otra vez en pie, completamente sana, pero no fue fácil, aun a veces me da miedo que vuelva a ocurrir y que esta vez no corra con la misma suerte pero también se que soy inteligente para tomar las precauciones siempre y no volver a pasar por algo así.

DSC-0000420

No le temo a la muerte, todos vamos hacia allá y cada quien vive lo que tiene que vivir, aprende lo necesario y deja lo mas importante para luego partir. No le temo al amor porque creo que es la cosa mas maravillosa que los humanos podemos sentir. No le temo a los retos porque son la oportunidad de descubrir lo que puedo llegar a hacer. Le temo a las personas que no saben lo que quieren y en su camino van destrozando a quienes los rodean, temo a quienes se rinden antes de comenzar una batalla por miedo a perder, temo a quien todo lo ve de un solo color porque nunca conocerá la cantidad de maravillas y colores que tiene la vida para nosotros, temo fallarle a las personas que son importantes para mi, me da miedo tomar decisiones a veces.  Si de temores ridículos tenemos que hablar, me da miedo que me ganen los nombres de mis hijos, me aterra dejar un pie de fuera en la cama porque siento que alguien debajo lo va a jalar, me dan miedo los truenos, miedo a las películas de terror sin importar que no den el mas mínimo miedo, temo quebrarme los pies en el autobús cuando dan un frenon repentino, me dan miedo las hormigas porque siento que son tantas que quedare cubierta de ellas y el mas divertido de todos, temo que alguien elija la canción que tanto me gusta y quiero para que sea la canción de mi primer baile en mi boda.

Eso es el miedo, es ridículo, es tonto, es una burla para nosotros mismos, es un juego muy peligroso para nuestra mente que si no sabemos jugar podemos acabar con las cosas mas importantes que tenemos y sobre todo pueden hacernos esclavos de ellos. Creo que no hay peores miedos que aquellos que nosotros mismos nos imaginamos, que no son reales y se vuelven una especie de fantasmas que se mantienen ahí dando vueltas en nuestros pensamientos y acabando con nuestros nervios. Por eso es bueno ir superándolos, no van a ser todos juntos, pero es un buen propósito para año nuevo superar uno o dos cada año. Tal vez por el miedo nos impidamos la felicidad que merecemos, siempre que enfrentamos un miedo se siente como saltar al vació, no sabes lo que vas a encontrar al final pero tampoco quieres quedarte con la duda para siempre y decides aventarte, descubrir que hay para ti allá abajo sin tener miedo de que es lo que encontraras.

El ultimo miedo que enfrente era el de algo nuevo, tenia el arnés puesto lista para aventarme en la tirolesa, era la primera vez y no sabia si iba a poder hacerlo, ya estaba arriba y solo era la primera de diez lineas, era ahora o nunca, sabia que estaba segura y que nada malo me iba a pasar pero eso no me quitaba el miedo de que cualquier cosa pudiera salir mal, aun así decidí hacerlo. Me impulse y me deje llevar, al principio con los ojos cerrados, después los abrí y estaba rodeada de la selva, del otro lado me esperaban con una sonrisa, después de eso todo fue mas fácil, me aventé de cabeza dos veces y podía ir con los brazos abiertos simplemente dejándome  llevar, ahora quiero aventarme de cualquier tirolesa porque la sensación es realmente increíble.

Lo nuevo siempre da miedo al igual que los cambios, pero siempre son necesarios para conocernos, para aprender e incluso para crecer, también son importantes para estar bien con nosotros mismos y sobre todo para vivir mejor. El simple hecho de estar vivos hoy nos hace valientes por enfrentarnos nuevamente a otro día en el que no tenemos ni la menor idea de que es lo que pueda pasar y aun así nos despertamos y salimos de casa dispuestos a enfrentar todo lo que se nos ponga enfrente. ¿Que haríamos si no tuviéramos miedo? Seguramente seriamos mas felices y nos ahorraríamos mucho estrés y malos días.

No hay razones para tener miedo a vivir

DSC_0067

Deja un comentario

Comentarios

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *